trabajo! trabajo?

Hoy he conocido Amsterdam desde otro punto de vista… el turista que no es turista. Descubrir lo desconocido está muy bien si vas a únicamente eso, pero caminar hacia direcciones aproximadas intuyendo el camino por lugares que jamás habías visto… sí, si lo lees tiene su punto, pero a pie de pista es otro cantar.

La mañana la he pasado en el Headquarters, tenía que organizar bien el día para no dar bandazos, sabiendo exactamente a dónde iba. Mi primer destino fue el que me recomendó el dueño de una galería: De appel arts centre, en la populosa Prins Hendrikkade, número 142 para más señas. La calle bordea la costa, a un lado la ciudad, y al otro una gran isla artificial donde se alzan imponentes edificios de arquitectura contemporanea, que probablemente alojen importantes oficinas y caros hoteles. La calle, avenida, muy ancha, está plagada de gente en las aceras y coches y bicis por la carretera, así que la paz de ayer se rompió en pedazos. Además, debe ser el punto de encuentro de todos los turistas, que armados con mapas observaban las esquinas girando sobre si mismos para encontrar su posición.

La ciudad de los sueños es también la ciudad del pecado, en una pequeña acera de una calle circundante, he visto a los primeros encebollados del fin de semana. Italianos, salían del coffee shop golpeándose unos a otros inquietos, nerviosos y con la risa floja por saber que no sabían donde estaban y sabían por qué. Emocionados por haber ingerido sustancias a las once de la mañana, con el pleno sol en los cogotes. Hoy  hacía calor, y el edifcio estaba lejos para tanto sol…

Era alto, el chico de las oficinas me ha recibido amablemente, para después añadir con alegría: si vas de puerta en puerta por instituciones como estas estás malgastando tu energía (con una sonrisa en la cara), para añadir después: es que en España no hay trabajo?… (con una sonrisa en la cara), y acabar la faena con un leve: prueba en un restaurante 🙂 . ¡Encima quería que entrara a ver la exposición!, amablemente me ha ofrecido visitarla, cuando iba a girar sobre mis talones para recorrer el edificio ha añadido: si tienes carnet de estudiante es más barato! :)… pero un viejo zorro del norte no atrapa a un viejo zorro del sur, así que le he preguntado la duración de la visita… Si vas lento una hora y media, si vas rápido… fácil una hora. Entonces el viejo zorro del sur ha resoplado mirando al cielo… No puedo perder tanto tiempo buen holandés! tengo que buscar trabajo!

Menudo imbécil. No me ha puesto bien las cosas… Vale, no tengo mucha idea de arte contemporaneo, y de hecho podría renunciar a Historia del Arte, pero es lo que he estudiado, para mal y para bien, tengo que asumirlo. No he sido el mejor alumno. Pero creo que tampoco el peor.

Estás solo en esto, me he dado cuenta. Y tienes que demostrar lo que vales porque nadie lo va a hacer por tí; ahora toca luchar, es duro, y más ahora. No se mucho de arte contemporaneo pero al menos se qué quiere la gente. Quiere comer, un trabajo, tiempo libre, estar con sus hijos, estar junto a quien ama, y más allá, todo el arte que puedas producir y todo el arte que puedas vender, no vale nada.

Me he perdido, otra vez, siguiendo la dirección que creía correcta. No me equivocaba, pero en mi camino, sin pretenderlo, he cruzado callejones con las famosas prostitutas! estaba en el famoso red-light district. Las dos insignias de la ciudad de los sueños después de tres días aquí! en una misma mañana!

Las calles se han abierto hacia una concurrida plaza, Dam, donde tenía que encontrar el tranvía número 9, no sin antes imprimir mis currículums. La plaza estaba ocupada en el centro por unas pistas de voley playa, de esas de quitaypon, y a los lados se alza el imponente Monumento Nacional, dedicado a las víctimas de la WW II, el Palacio Real (ahora ayuntamiento) y la iglesia del siglo XV conocida como Iglesia Nueva. Esta gente vive bien porque no se complica… al monumento, le llaman Monumento, a la iglesia le llaman Iglesia y al palacio Palacio.

Allí he cogido erroneamente el tranvía número 14, he hecho transbordo para coger el 9, y acabar en la famosa Rembrandtplein, donde el día anterior la española que charlaba en la puerta del Ibericus me dijo que podría encontrar trabajo. Primero he ido al Smokey, un barecillo de copas donde me dijo ella que fuera. No iba a ser el trabajo de mi vida, pero bueno. La chica ha cogido el CV y lo ha puestos junto a otros, que no formaban la misma montaña mágica que en los bares de España. Al salir, he ido a buscar el otro bar, el Pasta Pasta. Fuera de uno de los bares, un hombre colocaba los servilleteros enérgicamente. Perdona… ¿buscais gente?… Entonces, con la misma energía que colocaba servilleteros me ha respondido: Qué sabes hacer!?, le he dicho que de todo, me ha preguntado acerca de mi honestidad y mi capacidad de trabajo. Nadie te va a decir nunca que es un vago y además mentiroso, pero para cumplir mi sueño de trabajar de manager en un disco restaurante pub, le he dicho que era un hard-worker very honest. Ven a las seis, me ha dicho.

El Rain me espera. Absolutamente consciente de la posibilidad de trabajar 8 horas sin recibir ni un centavo a cambio…

One thought on “trabajo! trabajo?

  1. ESPERO CON ANSIA LA SIGUIENTE ENTREGA . ¿QUE PASARÁ EN EL RAIN ? ESTO ES MEJOR QUE LAS SERIES DE LA TELE …

    BESITOS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s