Egipto y otros continentes

El jueves empecé a trabajar a las 15. El día ya tenía los visos de ser flojo, así que me entretuve charlando sobre Neederland y el barrio al que el día 1 nos mudamos. Entre las charlas llegó el jefe, uno de los jefes, egipcio copto, y repartió unos papeles entre todos los empleados, excluyéndome a mí. Al principio me sorprendió, luego me llenó de curiosidad, así que me acerqué a la cocina y le pregunté a Jeffrey, el dominicano, qué era aquello.

Era una convocatoria para una manifestación en la plaza Damm el sábado, en apoyo a las concentraciones masivas que iban a tener lugar en Egipto el día 30. Me había estado preguntando varias veces cómo vivirían los jefes los sucesos de su país, tan lejos ahora, y cuál sería la implicación, tanto anímica como política. Que fueran cristianos coptos me daba pistas, pero no la desvelaba por completo.

Al día siguiente, viernes, empezaba a trabajar a las 23. Mi primer club, dedicado a la música latina, para sentirse como en casa. Antes de ir a trabajar, por la tarde nos dimos una vuelta Chloe y yo por el barrio, por Harlemmerstraat, que la asociareis con el restaurante indonés, y que según la guía lonely planet, es uno de los lugares más cool en los que comer actualmente; ya me había dado esa impresión, aunque los precios son asequibles para todos los bolsillos.

No ibamos a cenar, solo comprar algo para picar y luego ir al supermercado, porque si vamos con mucha hambre, somos capaces de volver a comprar esas ensaladas mayonesosidas de pocos céntimos que te revuelven el estómago. Paramos en una quesería, que está al principio de la calle, y nos compramos un broodje kroketten, o bocadillo de croquetas. No os asusteis, no es como meter una croqueta en pan, es más como cubrirla de hojaldre y añadirle una salsa extraña, pero la croqueta no lleva bechamel, es de carne con algo más, de croqueta tiene el cubierto de pan. Es típico, había que probarlo, y además está bueno.

Estaba muerto de hambre, en otra quesería compramos un kip kerry broodje. Fruto de la diversidad cultural, y de haber integrado la cultura gastronómica de las antiguas colonias dutch, esta gente era capaz de vender pollo al curry cubierto de hojaldre, de nuevo. Dudo que sea algo típicamente enraizado en la cultura de los Paises Bajos, pero tenía pinta de estar bueno y ser exótico. Las dos sensaciones favoritas del viajero.

Para comer los dos manjares buscamos un lugar bonito, donde disfrutar de la vista. Amsterdam tiene las desventajas del mal tiempo, pero la ventaja de que si necesitas una buena vista, solo tienes que encaramarte a un puente y mirar los canales, disfrutar con los barcos y las múltiples aves, compartir la alegría de los viernes con los botes-festivos, donde jóvenes dutchs comparten la bebida conducidos por un adiestrado timonel. Así que, primero observando el canal de Singel, donde horas más tarde me empaparía con la lluvia nocturna intensa, y degustando el pollo al curry después en Korte Prinsengracht, disfrutamos de las vistas acuáticas y saciamos nuestro apetito.

Por la noche sondeé la asistencia a la concentración del sábado. Las voces no eran unánimes en cuanto a motivación, supongo que el jefe sí que estaría más comprometido, al haber lanzado esos panfletos. Aquella gente, mis jefes, y algunos trabajadores, eran cristianos coptos… había que ir en serio con ellos, eran una minoría resistente desde el siglo VII prácticamente, y habían quemado la Biblioteca de Alejandría, supuse que tal tradición histórica les habría convertido en auténticos seguidores de la palabra de Dios y Jesús, fieles a ella, luchadores incansables de la fe… horas más tarde, viendo como movían los culos allí las asistentes a la fiesta, me pregunté si actos como este estaban permitidos en los cultos coptos, y si promocionar aquel tipo de actividades era realmente cristiano.

Me parece que los coptos tienen las mismas inquietudes que los cristianos de occidente y los musulmanes africanos: dinero.

El dinero, ganarlo y no perder demasiado es lo que lleva a montar unos grandes mercadillos en NDSM-Werf (https://alicamsterdam.wordpress.com/2013/06/09/domingo/), parece ser que en origen es el primer fin de semana del mes, pero decidieron organizar por sorpresa uno el último. Es un mercadillo bestial, donde puedes encontrar desde una máquina de hacer pan hasta cuadros pintados por el propio vendedor, o chaquetas a un euro y rodillos para amasar o herramientas. La gente paga por montar su puesto y vender lo que tiene por casa. Es según su página web, el mercadillo más grande de Europa, y yo creo que también el único del mundo por el que hay que pagar una entrada: 4’5 euros. Debe haber un lucrado por ahí. En Neederland al final todos pagan. Aunque no sienta mal pagar ese dinero, dentro puedes encontrar buenos productos baratos y casi nuevos. La idea es parecida al mercadillo de Campoamor, solo que cuando levantas la vista de los puestos encuentras chicas rubias. Me llevé más de una sorpresa al transportar mi mente hacia el mediterráneo mientras caminaba por los estrechos pasillos que dejaban los puestos.

El sábado por la noche me tocaba club de nuevo, pero empecé a las 20. Esta noche la música era R&B, como me habían dicho, el público es principalmente negro, con lo cual llamaba mucho la atención un blanco gigante, neerlandés, que no paró de bailar en toda la noche, desde las 23:30 que llegó, hasta las 4 que cerramos. Tenía pinta de ser el más simpático de la reunión.

Me llamó la atención ver cómo gente tan distinta, entre la noche del viernes y sábado, hablaban el mismo dutch entre ellos. Lo que había logrado la multiculturalidad gracias a la inmigración es sorprendente, aquella gente estaba plenamente integrada en Neederland, o al menos eso parecía. El público blanco era fundamentalmente femenino, chicas gigantes en su mayoría, que alcanzaban fácilmente el 1’80; de hecho creo que el único blanco era el danzarín.

A mitad de la noche llegó el jefe, y se metió en la cocina. Me puse nervioso porque había escondido mi plato de spaguetti con salmón, que no había comido aún. Era raro, no salía de allí… A eso de las 4 encendimos las luces y entré para coger algunas cosas, entonces comprobé que, con su ordenador, estaba siguiendo en streaming las manifestaciones y protestas en Egipto, que han dado como resultado por ahora 16 víctimas mortales y un últimatum al presidente por parte del poder ejecutivo o ejecutor. Me impactó ver su preocupación, y dudé si era producto de su fe o de su conciencia política, y es que la sociedad neerlandesa es bastante xenófoba, sobre todo con los musulmanes, odio creciente, reflejado en la actitud de mi compañero criado en Holanda, nacido en España, de padres cuyos origenes son el Surinam, el cual me preguntó si yo era musulmán, entre amenazante y desconfiado, para añadir después: odio a los musulmanes. En ese momento pensé iniciar el debate en torno al respeto, la compresión y el amor entre los seres humanos, destacando que las religiones tienen un fondo humano pero el humano las desfonda y blablabla, pero no quería ser la voz de la conciliación, y en una actitud cobarde y poco comprometida, sonreí, dejando al odio sembrarse sin pudor, extendiéndose, enfrentando estúpidamente, para recoger muertos. Odiar es fácil porque no hay que  hacer un esfuerzo para no hacerlo, entender al otro es lo que lleva tiempo, esfuerzo y reflexión.

Al final el jefe abandonó la cocina, así que me interné silencioso, abrí el horno y volqué el plato en un táper, para devorarlo en casa. ¡A las cinco de la mañana es cuando mejor sienta la pasta!, viendo como el sol avanza sin obstáculos en la planicie de Amsterdam.

3 thoughts on “Egipto y otros continentes

  1. Q tal Carlos? No conocia yo tus habilidades para la escritura, aunque supongo que tampoco existe ninguna razon para que las conociera. Me alegra ver que estas integrado y que parece que sufres y disfrutas lo justo para estar entretenido y tener cosas que contar. Un abrazo y otro para Chloe y piensa en poner alguna fotillo para ambientar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s