I. Historia de los Países Bajos y del Arte (1350-1550)

Para realizar un aterrizaje intelectual en los Países Bajos no hay nada mejor que visitar el Rijksmuseum un domingo, en el que se dan cita turistas y autóctonos, paseantes de domingo que, ante el frío exterior, escogen el museo como plaza fuerte.

Como era prácticamente imposible acercarse a alguna obra o tomar fotos en toda su extensión, decidí extraer fragmentos de obras que me interesaran para contar con extrema brevedad la Historia de los Países Bajos y del Arte del periodo de la pieza fotografiada. Básicamente 300 años a través de tres mujeres.

 

Virgen con niño Normandía, c. 1350

Virgen con niño
Normandía, c. 1350

 

Cuando nuestro amigo y escultor anónimo pegaba los últimos cincelazos a esta adorable María coronada sosteniendo a Jesús, a varios kilómetros de Normandía unos cuantos aguerridos holandeses aguantaban como podían los saqueos de pueblos vikingos y ganaban a base de esfuerzo, terrenos al mar, desecados con la fuerza de los molinos de viento.

La paz, el amor y la ternura que desprende María en esta representación se aleja de la imagen de un Dios severo, vengativo y castigador que tan bien había venido siglos atrás, los ánimos se calmaban entre los devotos y fieles, como también lo hacían los Amsterdamers, que debieron agradecer tremendamente la inclusión en la Liga Hanseática. Europa era una maraña de ducados, condados y reinos independientes, de ellos, un grupo decidió unirse en liga con dos objetivos: favorecer el comercio y garantizar la seguridad frente a la piratería y posibles invasiones; con el tiempo la liga se amplió, aceptando a la ciudad de Amsterdam como parte de la misma.

Los holandeses demostraron un gran visión comercial y turística ya en aquellos tiempos. La peregrinación a Tierra Santa era una actividad económica fuerte, miles de personas que viajaban hacia un destino con vocación religiosa también gastaban miles de euros. Se trenzaron caminos por toda Europa hacia Roma, por ejemplo, de la cual Amsterdam quedaba algo lejos. Para afrontar el problema de la lejanía con Roma y así beneficiarse también de las bondades económicas del peregrinaje, ocurrió, casualmente, un milagro: el milagro de la Eucaristía. Leyenda resumible: una hostia sagrada no se quema y cuando la mueven vuelve al lugar en el que apareció, todos estaban maravillados, un hombre la coge y la tira al agua. La hostia se pierde, matan al hombre y a partir de aquel día organizan una procesión silenciosa allá por el mes de Marzo.

La cuestión es que atrajo peregrinos y con ellos… dinero.

La progresiva humanización de la Virgen María y en general de todos los integrantes religiosos tuvo su máxima expresión cien años más tarde. El famoso Renacimiento italiano supuso para artistas de la época e intelectuales un afán por regresar a la grandeza del arte Clásico. Las conocidas esculturas blancas de gente desnuda.

Así que por ahí nos encontramos la lucha de creadores por interpretar fielmente la Naturaleza, imprimiendo en sus obras vivos retratos. La espiritualidad religiosa del arte medieval queda relegada a favor del interés por el estudio de la Naturaleza como tal, a pesar de que los motivos iban a seguir siendo religiosos por varios años más.

 

Virgen de la Humildad Fra Angélico C. 1440

Virgen de la Humildad
Fra Angélico
C. 1440

 

Fra Angélico era el Miguel Ángel de la época. Fraile dominico, legó a la eternidad impresionantes obras, delicadas y piadosas. Sin duda esta me parece una de las Madonnas más excepcionales de la historia de la pintura. No sólo por el suave y virtuoso trazo, si no por la selección astuta de colores suaves, que aportan una viveza y hermosura únicas. Una atmósfera de fe que te obliga a creer. Una captación de sensaciones maternales tan perfecta, que parece haber sido pintado por una mujer.

El Renacimiento no tardó demasiado en expandirse por toda Europa, pero antes…

Los Países Bajos pertenecieron durante un buen rato largo al Ducado de Borgoña. Famosos vinos. Ducado poderoso que extendió sus posesiones hasta abarcar lo que hoy conocemos como Países Bajos. En ese momento por estas tierras húmedas y planas hacían sus peripecias artísticas los hermanos Van Eyck y Roger Van der Weyden.

Me resulta difícil imaginar el surgimiento de una pintura como la de Fra Angélico en una tierra como esta, quiero pensar que el monje dominico pintaba bajo el sol de la toscana dejando entrar por la ventana abierta la ligera brisa con frescos olores de hierbas aromáticas, que además aliviaban el calor gustoso de la bella Italia. 

La cuestión es que el Duque de Borgoña confirió sin quererlo cierta identidad al territorio que conocemos ahora como Países Bajos al crear los Países Bajos Borgoñones. Y es que ante la ferviente independencia de las ciudades-estado el Duque no tenía capacidad de lucha. Todo intento por cambiar parte del derecho, costumbres o modos de vida de las provincias era contrarrestado con violentas protestas apoyadas por los nobles locales, así que ante la voluntad por parte del Duque de, al menos, cobrar los impuestos de estas ciudades, formó los Estados Generales de los Países Bajos; las 17 provincias neerlandesas con representación de los tres estados: nobleza, clero y burguesía.

El principal artífice de esta trama es un hombre que creo que se debe destacar: Felipe III de Borgoña, también conocido como Felipe el Bueno y Gran Duque de Occidente, por la cantidad de tierras que poseía. Es famoso porque sus tropas capturaron a Juana de Arco, gastó el 2% de la fortuna recaudada durante dos años en ropa y el principal proveedor de productos de lujo, tanto para él mismo como para toda Europa, se encontraba bajo sus dominios y era precisamente: Holanda.

La desaparición del ducado de Borgoña en el 1477 fue un golpe de suerte para el archiconocido Carlos I de España y V de Alemania. Su abuela María de Borgoña se casó con Maximiliano I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, del vientre expulsó a Felipe el Hermoso, el cual con sus dotes conquistó a Juana la Loca y engendraron al que sería emperador del imperio de ultramar.

 

Sagrada Familia Jan Cornelisz Vermeyen c. 1528-1530

Sagrada Familia
Jan Cornelisz Vermeyen
c. 1528-1530

 

Sorprende encontrar tras el paso de los años a un Jesús adulterado cuya madre ya no mira con ternura, más bien busca con ahínco la mirada del espectador en una súplica de ayuda quizás en caso de que al niño le de por ponerse tonto.

Parece que la mímesis entre realidad y creación ya estaba superada, pero con el paso de los años los artistas encontraron más modelos de la Antigüedad en los que basarse y además centraron sus trabajos en el reflejo de la anatomía, de la torsión, de la tensión corporal y de la musculatura.

El descubrimiento del Laocoonte junto al de la imprenta hizo mucho daño al chulito de gimnasio. En poco tiempo todo el mundo quedó fascinado por la increíble musculatura del hombre devorado por la serpiente marina, Miguel Ángel trabajó duramente para imponer a sus obras ese cuerpo 10 con el que todos soñamos, y nuestro amigo Jan tuvo el placer de verlo.

De esa manera se justifica la monstruosa figura musculada del niño Jesús, en un esfuerzo pictórico por demostrar no sólo de lo que es capaz sino también de lo bien que conoce la anatomía humana. Además los artistas holandeses sentirán gran placer por deformar de manera flagrante y deliberada la realidad; en otros casos no tendrán rival en cuanto a la calidad del retrato, de hecho en la pintura de la Sagrada Familia sería muy probable que la Virgen se correspondiera con una mujer real.

Un día que Jan observaba varios soldados de las tropas de Carlos V entrenando en un campo cerca de Amsterdam mientras protestaban por la eliminación de sus derechos dutch y la anexión a los territorios del Sacro Imperio Romano Germánico, debió pasar por su lado el mismísimo emperador, el cual decidió, al ver sus obras, que sería un buen pintor para la expedición militar a Túnez, conocida como la Jornada de Túnez.

El hispano alemán, figura principal de la Historia de Europa, se lleva al holandés a pintar por el mundo, curiosa coincidencia nos brinda la Historia y el Arte en este primer capítulo de Historia de los Países Bajos y las artes plásticas…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s